domingo, octubre 11, 2009

Ganglio Centinela en Mastologia. Coordina: Dr Rodolfo Schiaffino (Cap. EMC)


Los avances en las técnica diagnósticas y los programas de cribado mamográfico han dado lugar a que un gran porcentaje de tumores malignos (mas del 50%) se diagnostiquen precozmente. Este diagnóstico temprano ha propiciado la detección de tumores de pequeño tamaño en que la probabilidad de afectación ganglionar es muy baja (menos del 60 %). Por tanto un alto porcentaje de las ptes sometidas a linfadenectomia convencional presentan ganglios libres de infiltración.

Tras los estudios de Fischer (NSABP B04) se supo que el Ca de mama es una enfermedad sistémica de inicio y que la linfadenectomia axilar tiene valor pronóstico, considerándose terapéutica solo en cuanto al control regional de la enfermedad. Por otra parte los avances en la técnica de biología molecular han dado lugar a la detección de marcadores pronósticos inherentes al tumor que permiten por si mismo indicar terapias adyuvantes.
Todo esto planteó la necesidad de reducir la agresión quirúrgica en las ptes. sin evidencia de invasión regional.

En 1977 R.Cabañas planteó el concepto de Ganglio Centinela (GC) basándose en los estudios del drenaje linfático testicular con contraste radiológico realizado por Bush y cols, Cabañas utilizó la linfangiografia para localizar el GC en ptes con Ca de pene y afirmó que este ganglio era la primera localización de las metástasis ganglionares , pudiendo ser el único afecto. Concluyó que si la biopsia del GC era negativa se podía evitar la linfadenectomia inguinal.

En la década de los 80, Morton y cols, aplicaron el concepto de GC en el melanoma maligno mediante la inyección de colorantes vitales alrededor de la lesión y posterior visualización del trayecto linfático y GC teñidos. Morton defiñió el concepto de mapeo linfático intraoperatorio e indicó la necesidad de una curva de aprendizaje de la técnica de al menos 30 ptes para conseguir buenos resultados.

La aplicación clínica de la técnica de la biopsia selectiva del GC en tumores diagnosticados en estadios precoces, es actualmente la norma en la mayoría de los centros. La localización, exéresis y biopsia del GC supone la obtención de una muestra en comparación mucho menor que la linfadenectomia completa, que permite un estudio histopatológico mucho más minucioso y sensible, consiguiendo una estadificación más exacta y evitando los efectos secundarios de la intervención más radical.


La biopsia del ganglio centinela (GC) es en grado de reconocer una metástasis aunque mínima (micrometástasis) en pacientes con axila clínicamente negativa.
Los estudios sobre el valor predictivo del GC en relaciòn con todos los ganglios extirpados quirúrgicamente y los estudios randomizados que han relacionado la disección axilar de rutina y la disección del GC han demostrado la certeza del método, ya sea por el valor predictivo negativo del GC en relaciòn con los otros ganglios axilares extraidos, ya sea por cuanto concierne al valor predictivo positivo (recomendación tipoA, nivel de evidencia 1)

La correcta aplicación del método del GC, no puede prescindir de la colaboración entre cirujano, médico nuclear, radiólogo y anátomo- patólogo: Cada una de estas especialidades, tiene un rol fundamental en la diversas fases del procedimiento, para la correcta identificación, desde la resección al exámen histológico del GC.
A través de la optimización de cada una de las diversas fases, se llega a un adecuado standard de seguridad.
Leer mas...

Para responder las preguntas
: click aqui

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers